El misterioso hombre de las gafas de pasta

Diseñadores,Ilustración,Valencia 12 mayo, 2013 20:26
juan-andres-mompo_valencia_disenyadores_revista_verlanga_exposicion_costura_el-palau-de-la-musica

Ilustración: Eva M.Rosúa

Juan Andrés Mompó sigue siendo un misterio, al menos para mí. Y yo creo que metido en su taller y en su mundo de fantasía, clasicismo y naturaleza, fomenta, sin pretenderlo, esa postura de discreción que tan bien le ha funcionado. Y él a sus vestidos, y que el mundo que siga girando.

Juan-Andres-Momnpo_Valencia_exposicio_moda_costura_disenyador_revista-Verlanga_Palau-de-la-musica

Fotos: Eva M.Rosúa

Pero cuando de vez en cuando, nos deja penetrar en su universo, no podemos sino quedarnos boquiabiertos. Su escenario es casi teatral pero a la vez natural, sofisticado pero con una base clásica… Mompó es pura contradicción de vida, y se queja o al menos reclama,  desde las páginas del catálogo de la exposición que en estos días acoge el Palau, que sus clientas jóvenes se han vuelto más convencionales, menos dadas a la experimentación que sus madres y piden clasicismo, y él lo que quiere es divertirse.

Juan-Andres-Mompo_Valencia_exposicion_moda_costura_disenyador_revista-Verlanga

Fotos: Eva M.Rosúa

Y eso debe pesar, si se ha vivido una época en Valencia, los setenta, de eclosión del prêt-à-porter con la apertura de las boutiques de autor; en la que los viajes a  Londres te hacían volver a tu pequeña ciudad cargado de ropa e inspiración; él que cogió una bici cuando aún nadie se desplazaba así; creador junto a su hermana Mercedes, de El Huevo de Oro; él que osciló entre el malditismo, el marxismo, el Opus Dei y  la alta sociedad valenciana (¿cómo se logra virar tanto y no morir en el intento…?). Él, siempre único.

Pero volviendo al equilibrio entre el yin y yang, Mompó lo ha tenido siempre muy claro como leemos en una entrevista del pasado que recoge la exposición: “A un lado está la gente y los rollos que han salido de música, de disfrazar conjuntos, los movimientos musicales juveniles, y al otro está el vestido como arte, artesanía o como quieras llamarlo. Y eso nada tiene que ver con disfrazarse, los mods, el show”. Nuevamente el moderno-clásico, la suma de contrastes que conforma su esencia de cordura descontrolada.

Juan-Andres-Mompo_Valencia_exposicion_moda_costura_disenyador_revista-Verlanga_Palau

Fotos: Eva M.Rosúa

Me encuentro, por esas casualidades mágicas del que espera en una esquina viendo la vida pasar, con dos de sus modistas: 80 años, hermanas, Pilar y Milagros Soriano Sancho. Recuerdan con gusto su paso por el taller con dos décadas de añoranza en el retrovisor. “Cogía el maniquí colocaba su toque, o hacía un trazo sobre el papel, y nos miraba. Sonreíamos o no, según criterio y él tomaba en cuenta nuestras consideraciones con un simple movimiento de cabeza (…) No le podías decir que no.  Nada era imposible en el atelier del maestro, hojas secas, mondadientes… Todo era susceptible de ser bordado”. En la exhibición reconocen piezas que ellas mismas confeccionaron, Milagros, la bordadora antes de irse me hace cómplice de un secreto: “esa torera la cosí con mis manos y salió en prensa porque la llevó una invitada a una boda real, en lugar de cuerda, dijeron que estaba confeccionada con hilos de oro”. El milagro de la costura es así, lo que se toca puede elevarse a la categoría de arte, no importa de qué material se parta.

Y es esa habilidad la que define a Mompó: convertir en oro, cualquier material innoble. Seda, tul, tafetán, organiza, raso, crepé… frente a lona, crin, rafia, lienzo, espigas, cuerda, saco, punto de paja… Los contrastes, los orígenes, como polos de una personalidad en la que los sueños se mezclan con la realidad.

Juan-Andres-Mompo_Valencia_exposicion_moda_costura_disenyador_revista-Verlanga_exposicion_Palau-de-la-Musica_tejidos

Fotos: Eva M.Rosúa

Otra grande de la moda en Valencia, la periodista, Mara Calabuig, ha desvelado la clave-Mompó, su capacidad mágica de transformación, “nadie como él, es capaz de elevar tarlatanas y rafias al rango de sedas soberanas para edificar volúmenes insospechados, contrastes improbables, pliegues en diagonal como nervios vegetales”. Pues eso, naturaleza, arquitectura y mucha vida, para un hombre, como se autodefine, “de pocas palabras”. El misterio continúa, sólo le pedimos que nos deje mirar, de vez en cuando.

Juan-Andres-Mompo_Valencia_exposicion_moda_costura_disenyador_revista-Verlanga_exposicion_Palau-de-la-musica

Fotos: Eva M.Rosúa

La exposición sobre Juan Andrés Mompó, Colgando de un hilo, se puede ver en el Palau de la Música de Valencia. Del 24 de abril hasta el mes de julio.

Más moda en Talla 38

1 Comentario

Deja un comentario

requerido

requerido

opcional